El dragón que te mira a los ojos

Este pequeño dragón está hecho de papel, pero cuando te mueves a su alrededor da la sensación de que el dragón cobra vida y va girando su cabeza para poder seguir mirándote fijamente a los ojos. El efecto se da en todas direcciones: izquierda, derecha, arriba y abajo… y resulta un poco aterrador. Echa un vistazo al vídeo de aquí abajo para que sepas lo que quiero decir:

Puedes construirte uno tú mismo (está disponible en tres colores: verde, rojo y azul), simplemente imprímelo, recórtalo, pégalo siguiendo las indicaciones y colócalo en una mesa o estante.

¿Cómo funciona? Cuando nos movemos alrededor de un objeto sólido observándolo, nuestro cerebro crea un objeto tridimensional basado en la imagen que vemos. Sin embargo, en este caso, la forma del dragón no es la que nuestro cerebro espera ver, pues asumimos que la naríz del dragón está apuntando hacia nosotros, cuando en realidad la cabeza del dragón es cóncava. Eso hace que malinterpretemos su forma y su comportamiento al movernos nos resulte tan sorprendente, al menos mientras lo sigamos mirando desde un ángulo donde no se revele la forma real del objeto, pues en caso contrario el cerebro corrige su error de interpretación y la ilusión desaparece.

[visto en Mighty Optical Illusions, concretamente en la entrada Dragon Illusion]

Tags: ,

Los comentarios estan cerrados.

Deje una respuesta